Responsabilidad Social

Escrito por Elvia Alicia Zermeño Cataño. Publicado en México.

Artículo de Dña. Elvia Alicia Zermeño Cataño, AGEA México, León (Guanajuato) dentro de la serie "En tres minutos" sobre la Responsabilidad Social

Parece que el hombre tiene mucha capacidad para los logros tecnológicos, como los maravillosos  medios de comunicación que tenemos, tecnología para subir al espacio o bajar a las profundidades del mar. El hombre ha logrado perfeccionar herramientas, maquinaria, utensilios, ha avanzado en conocimientos, medicina, arte, diversiones etc. Pero somos incapaces de saludar al vecino, vivir la justicia con enemigos y algunas veces hasta con los amigos, curar al enfermo, darle al necesitado, mantener los trabajos en tiempos de crisis; detener la violencia, el crimen y los vicios, cuidar el planeta, tener comunidades políticas que vivan una adhesión al bien común. Es como si hubiéramos crecido deformes, unas partes fuertes y unas muy débiles.

Somos seres sociales a pesar de la tecnología, el conocimiento y los medios de comunicación. Necesitamos comunicarnos y relacionarnos con los demás, necesitamos una sonrisa, un apretón de manos, un abrazo.  Cuando no logramos comunicarnos o relacionarnos, la psicología lo trata como un trastorno, como una falta de salud.

Desde el nacimiento vamos creando vínculos de unión, primero con la familia y luego con la sociedad y ambos son necesarios para el crecimiento y cultivo de las personas. En la familia los padres serian los primeros responsables de los hijos; en la sociedad, la comunidad política sería la primera responsable del bienestar de un pueblo o país.

La responsabilidad social es el compromiso hacia los demás que todos tenemos de servicio, de respeto, de justicia, de verdad y de libertad en todo lugar, dando mejor de nosotros mismos, para hacer sociedades más ricas y mas sanas, para el bien común de los pueblos y del mundo.

Entonces hay virtudes sociales, en las que hay que trabajar arduamente como: el bien, la  justicia, la verdad, la honestidad, la responsabilidad y la gratitud. ¿Como se puede hablar de  ellas en estos tiempos, en donde todos los días se atropella a las personas, a las comunidades y a los países, y al planeta?

El progreso y el poder son bienvenidos en todos los países y en todos los hogares, estos llegan a través de la educación y del conocimiento así como de la manera en que se aplica a la vida ordinaria. 

¡Saber hacer! ¡aaahh! cuantos resultados se obtienen de saber hacer.  Saber hacer nos lleva al progreso, entendiendo que la ética y la moral serán la compañía del progreso.

Cuando las personas, las familias, las empresas, la comunidad política, los negocios, el comercio  se olvidan de los otros y del civismo, cuando se usa el progreso  solo para el beneficio de unos pocos, y el poder lo utiliza quien lo tiene al alcance de su mano para su provecho, se desecha dignidad e integridad humana y el bien, no hay bien común, hay poder, hay individualidad, hay egoísmo etc.

En la actualidad se empeñan en mostrarnos el lado obscuro del ser humano, y podemos ver muchas malas noticias, malos manejos, malos negocios.

Es difícil hacer el bien, porque para hacer el bien hay que formar conciencias, un buen ciudadano es un hombre o mujer con formación moral, con ética, con valores, con conocimiento y con decencia. Son años de trabajo familiar, escolar y de la comunidad en si. Para hacer el bien, hay que  trabajar desde adentro, reflexionar. El bien es compañero del sacrificio y esfuerzo personal. Cuesta trabajo porque hay muchas tentaciones que te invitan a no tener responsabilidad social.

Ejemplos de responsabilidad social.

 “Código de autorregulación publicitaria de Cerveceros de España.

Este Código sostiene una serie de principios en las comunicaciones comerciales relativas a este producto, como son: su legalidad, honestidad, veracidad y concordancia con las normas de justa competencia y buenas prácticas comerciales, el sentido de la responsabilidad social y la no transgresión de los límites de la ética, la dignidad o la integridad humana.” 

  • De familia, Lo logran con un estilo de vida basado en la filosofía “Cero Basura”. http://www.eluniversal.com.mx/ciudad/105653.html.
  • Estado y empresas, otro buen ejemplo es el rescate de los mineros en Chile.
  • Casas hogar, asilos de ancianos, hospitales etc.

La libertad va de la mano de la responsabilidad, si se suelta la responsabilidad se puede fácilmente caer en el libertinaje, y hay que buscar el bien, para tener paz. El siguiente cuadrito nos enseña que, entre mas te acercas hacia arriba hay más unidad, más bien, más bondad y más belleza entre más abajo estén los grados del bien, hay mas desintegración.

La unidad…   vs.   la división…  

El bien….   vs.   el mal        

Lo bueno….   vs.   lo malo       

La belleza….   vs.   lo  feo……

¿En que grado ando? ¿Cómo estoy respondiendo como ciudadano? ¿Cuánto aprecio el bienestar común?

Recomendamos

Noticias de ageanet

Escriba su correo electrónico