Bioética y Ciencia

El Consejo de Europa condena la selección prenatal del sexo y recomienda restringir el aborto

Escrito por La Gaceta. Publicado en Aborto y anticoncepción.

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa condena expresamente la práctica de la selección prenatal del sexo, ya que es contraria a los valores básicos defendidos por el Consejo de Europa y reconoce la necesidad de restringir el aborto

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) adoptó el 3 de octubre la Resolución 1829 (2011) y la Recomendación 1979 (2011) en la selección prenatal del sexo. Por primera vez en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, los promotores de un supuesto derecho al aborto, por iniciativa propia, reconocieron que el aborto tiene consecuencias negativas en la sociedad y que por lo tanto no se puede permitir sin restricciones, y que, cuando sea legal, debe ser regulado.

Estos textos fueron redactados por la socialista suiza Stump, y presentados a la Asamblea Parlamentaria el 16 de septiembre. El origen de este informe es una propuesta de resolución presentada por el italiano del PPE Luca Volontè, que define al aborto selectivo por sexo como una nueva tendencia mundial, debido a la combinación del uso generalizado del aborto como un medio de planificación familiar y la amplia disponibilidad de la selección mediante la ciencia del sexo prenatal .

En la resolución y en la recomendación, la Asamblea Parlamentaria condena expresamente la práctica de la selección prenatal del sexo, lo cual es contrario a los valores básicos defendidos por el Consejo de Europa, tales como la igualdad y la dignidad de los seres humanos. Recuerda que la presión ejercida sobre las mujeres de no seguir adelante con su embarazo por del sexo del embrión / feto es una forma de violencia psicológica y que la práctica de abortos forzados debe ser penada.

La Asamblea del Consejo de Europa advierte a los Estados miembros de las consecuencias sociales de la selección prenatal del sexo. Es decir, de los desequilibrios que puede producir en la población, de las dificultades que puede ocasionar a los hombres para encontrar cónyuges, así como de las graves violaciones de los derechos humanos que puede generar tales como la prostitución forzada, la trata con fines de matrimonio y la explotación sexual. Asimismo puede contribuir a un aumento de la criminalidad y el descontento social.

En la Resolución, la Asamblea Parlamentaria pide a los Estados miembros el fomento de la investigación, la recopilación de datos sobre la proporción de sexos al nacer y la selección prenatal del sexo, así como la elaboración de directrices para el personal médico y la prohibición de la selección de sexo, excepto para evitar graves enfermedades hereditarias vinculadas a un solo sexo.

La Resolución también demuestra los efectos secundarios de una legislación laxa en materia de aborto. Muchos estados permiten el aborto a petición hasta por lo menos 12 semanas. Incluso si la selección del sexo está teóricamente prohibida, ya que el sexo puede ser conocido a través de los análisis de sangre, la amniocentesis, la ecografía o las pruebas de orina antes de la semana 12, es imposible de comprobar que el sexo del bebé no es la razón para un aborto. Un efecto importante de esta resolución es subrayar el hecho de que el aborto no puede ser permitido sin restricciones.

La Gaceta