Bioética y Ciencia

42 millones de abortos reclaman la implantación de políticas familiares

Escrito por Javier Tauler (Publicado en La Gaceta de los Negocios). Publicado en Aborto y anticoncepción.

Un estudio de The Lancet admite que las legislaciones más permisivas no consiguen reducir los casos de interrupción voluntaria del embarazo. La escalofriante cifra de 42 millones de abortos corresponde a los que se practicaron en el mundo en 2003.


El dato ha sido publicado en la revista científica The Lancet, según un estudio elaborado conjuntamente por el Instituto norteamericano Guttmacher, uno de los principales impulsores del aborto en el mundo y por la OMS.

 

El estudio señala el descenso que se ha experimentado desde 1995, año en el que se practicaron 46 millones de abortos. Tanto en el dato de 2003 como en el de 1995, el informe tiene en cuenta lo que se denominan como abortos clandestinos, que se cifran en torno a los 20 millones en ambos años. El Instituto Guttmacher hace hincapié en que en 2003 el 48% de los abortos fueron “inseguros” y que el 97% de ellos se practicaron en países en vías de desarrollo, Sharon Camp, presidenta del Instituto, lo tiene claro y no oculta las intenciones de su organización. Tal y como señaló ayer, “sabemos”, dijo “que la mejor manera de hacer menos necesario un aborto es ayudar en primer lugar a las mujeres a evitar abortos no deseados”. En este sentido recalcó que “el primer paso crucial para hacer que el aborto sea seguro es legalizar el procedimiento, asegurar que es realizado por personas cualificadas y en las mejore condiciones posibles”. Por otro lado, el estudio señala que no hay una relación directa entre normativas restrictivas en materia de aborto y reducción de casos y entre legislaciones más permisivas y número elevado de abortos. El Alan Guttmacher Institute es una organización proaborto no gubernamental fundada como sección de la Federación de Paternidad Planificada de Estados Unidos, que tiene un presupuesto anual de unos 7 millones de dólares.

 

 

Descenso de abortos en los países desarrollados

En millones

 

 

1995

2003

Mundo

45,6

41,6

Países desarrollados

10,0

6,6

(menos los países del Este)

   3,8

3,5

Resto de países desarrollados

35,6

35,0

(menos China)

24,9

26,4

 

Estimaciones por regiones:

 

 

 

Africa

5,0

5,6

Asia

26,8

25,9

Europa

7,7

4,3

Latinoamérica y Caribe

4,2

4,1

Norteamérica

1,5

1,5

Oceanía

0,1

0,1

FUENTE: Instituto Guttmacher (EE.UU)

 

IPF: “Al legalizar lo único que se va a conseguir es que se provoquen más abortos y más muertes”

 

 

Eduardo Hertfelder. Presidente del Instituto de Política Familiar, órganos consultivo de Naciones Unidad, considera que la postura del Instituto Guttmacher es una “falacia”. “Proporcionan cifras acientíficas, sin credibilidad. Crean un problema ficticio. Para evitar la muerte de mujeres embarazadas, legalizar el aborto, para sí provocar más abortos y más muertes”. Al mismo tiempo considera que “al legalizar lo único que se va a conseguir son más abortos. La  prueba la tenemos en todos los países que han optado por dar cobertura jurídica al aborto. En España, por ejemplo, se ha pasado de nueve mil casos en 1985, año en que se legalizó esta práctica, a 97.143 en 2006. En 1985 la cifra que se dio en nuestro país de abortos clandestinos fueron 500.0000. Exactamente la misma cifra que se ha dado este año en Portugal para legalizar el aborto”.

 

Esperanza Puente, portavoz del foro Español de la Familia y de Red Madre se muestra muy crítica ante la política del Instituto Guttmacher de legalizar el aborto para evitar la muerte de las madres. “Se sigue usando la misma política de los años 70. ahora ha cambiado el escenario. De Estados Unidos se ha pasado a los países en vías de desarrollo. Pero el argumento es el mismo. En España desde que se legalizó, según datos oficiales, la cifra se ha duplicado. Además, apunta Puente, “legalizar no es sinónimo de seguridad. Hoy en día, por ejemplo, en España, en los centros acreditados, se producen diariamente urgencias por mala praxis de los abortos”.

 

Puente, que abortó hace ya más de 10 años, señala además, que “la mujer se merece información y alternativas. Debe darse una información completa a las mujeres que tienen un hijo no deseado. Al mismo tiempo hay que apoyar económicamente a las familias que quieren tener más hijos. A esas parejas que no tienen recursos económicos y a las familiar numerosas.

 

La situación en nuestro país tras su legalización en 1985

 

El 5 de julio de 1985 se aprobó en España la Ley del Aborto. Desde su aprobación el número de casos ha crecido de forma exponencial. El Instituto de Política Familiar (IPF) ha publicado recientemente un informe sobre la evolución de este fenómeno en nuestro país. El estudio hace un análisis de los casos desde 1985 hasta 2006, año en que da unas estimaciones.

 

En España, según datos del IPF, hemos pasado de 9.000 abortos en 1985 a más de 97.000 en 2006. Esto supondrá un incremento de, al menos, el 6% con respecto a 2005. De confirmarse esta cifra, esto supondría que cada día en España 266 niños no habrían visto la luz como consecuencia de un aborto. Al mismo tiempo, el IPF apunta que si se corroboran estos datos, se habrá superado el millón cien mil de abortos en nuestro país desde que se ha legalizado el aborto. Esto supondría que cada 5,4 segundos se produciría un caso.

 

En los últimos 10 años el crecimiento habrá sido del 90,1% al pasar de 51.001 abortos a 97.143. El IPF arroja datos sobre el número de embarazos que terminan en aborto. Con todos estos datos, España se ha convertido en el país europeo donde más se ha incrementado el número de abortos en los últimos 10 años. En la actualidad, señala la organización en su estudio, uno de cada seis embarazos termina en aborto. Esta cifra representa el 16,8% frente al 8,4% de 1990.

 

 

El negocio redondo de esta práctica médica en España

 

En el informe no habla para nada del negocio del aborto en el mundo.

“En 2004, comenta Puente, se destinaron en España más de 30 millones al aborto. Pienso que habría que destinar ese dinero para las mujeres que quieren tener hijos y no hacer negocio con la sangre de nuestros hijos.

 

El aborto es un negocio redondo. No sólo por el dinero que se obtiene con su práctica”. Puente señala que “no hay que olvidar que un aborto cuesta como mínimo 400 euros. Junto a esto hay que añadir el negocio que se hace con la venta de restos humanos a las compañías de cosméticos y los dedicados a la investigación”.

 

En España, según los últimos datos disponibles correspondientes a 2004, 70 de las 83 clínicas abortistas, controladas por LA GACETA, declararon unos ingresos de 30 millones de euros. Esta cifra difiere de la que resulta de multiplicar los abortos que se declararon oficialmente en España en 2004 (85.000) por el precio medio de una de esta intervenciones (400 euros) Haciendo todos estos cómputos la cifra de negocio alcanzaría los 36 millones.

 

El Grupo Dator facturó un total de 8,2 millones. La cabecera es la empresa Partner Line, que ha crecido a la sombre de la madrileña clínidca Dator de Madrid. El grupo incluye además las clínicas Almozara y Actur de Zaragoza, la clínica Los Arcos de Badajoz y la Clínica Tara de Tenerife. Indirectamente están relacionadas la Clínica El Bosque de Madrid y la Clínica Gara de Las Palmas.

Otro grupo empresarial es el que se ha formado alrededor de Barna Clinic, del doctor Carlos Morín Gamarra y el Grupo Emece, de su socia Remedios González de Bricio. Este segundo grupo tiene su sede en Barcelona y cuenta con sucursales en Murcia, Alicante y Madrid. Las empresas del grupo acumularon en ese periodo 3,7 millones de euros.

 

 

Clamor de justicia

(Ramón Pi)

Cuarenta y tres millones de abortos en el año 2003 equivalen a la misma sangre vertida que se habría derramado si se hubiera dado muerta a toda la población española ¿Matemática recreativa? Que más quisiera. Esos 43 millones de víctimas en nombre de unas leyes inicuas son reales. Y los han contado.

 

Es muy fácil encontrar en Internet imágenes de la práctica de un aborto quirúrgico. Son imágenes de una carnicería espantosa. Pues eso, 43 millones de veces.

Mao, el gran genocida, dicen que dijo que un crimen es una tragedia, pero 10.000 crímenes son una estadística. Pero esta sangre inocente clama justicia al cielo. Nos arrepentiremos un día.

Recomendamos

Noticias de ageanet

Escriba su correo electrónico