Bioética y Ciencia

La AEFC considera una irresponsabilidad la dispensación sin receta médica de la píldora del día siguiente.

Publicado en Aborto y anticoncepción.

La Asociación Española de Farmacéuticos Católicos (AEFC) considera una irresponsabilidad la dispensación sin receta médica de la llamada 'píldora poscoital' o 'píldora del día siguiente' (PDS), y se pregunta quién será el responsable de las eventuales consecuencias negativas que tenga el consumo de esta píldora sobre la salud de las mujeres y niñas.

 


La presidente de la AEFC, Esther Fonseca, ha afirmado hoy que los folletos explicativos sobre la PDS, “aún no están disponibles en las Farmacias, a pesar de que supuestamente deberían entregarse junto con la píldora”. Por ello, Fonseca ha reiterado “la falta de responsabilidad y exceso de improvisación que el Ministerio de Sanidad está mostrando en este asunto”.

 

La AEFC  denuncia también que existe una  falta de información y estudios sobre los efectos que este fármaco, tomado de forma continua y sin control médico, puede tener sobre la salud de las mujeres, adolescentes y niñas.

 

Además, según indica el prospecto de Postinor, “puede actuar impidiendo que el óvulo fecundado se adhiera a la pared del útero”, por lo que se trata de un fármaco abortivo, que produce la eliminación de un ser humano en desarrollo. “El término anticonceptivo de emergencia es engañoso e incorrecto, ya que esta píldora actúa también después de la concepción”, ha explicado en este sentido Fonseca.

También está desaconsejada en menores de 16 años, ya que no hay estudios suficientes que avalen su seguridad.

 

Conviene recordar que la comercialización de la PDS en el 2001 se justificó como una medida para disminuir el número de abortos y embarazos no deseados en España, algo que, en los 8 años que lleva comercializada esta píldora, se ha demostrado falso, pues el aborto no sólo no ha disminuido, sino que no ha hecho más que aumentar.

La AEFC comparte el objetivo de disminuir las trágicas cifras del aborto, pero duda seriamente que esta medida sea la adecuada para tal fin.

 

Finalmente la AEFC reivindica el derecho del farmacéutico a acogerse a la Objeción de Conciencia respecto a este fármaco, puesto que esta medida va en contra de una dispensación racional y responsable que vele por la salud y la vida de las personas.

 

 

Recomendamos

Noticias de ageanet

Escriba su correo electrónico