Bioética y Ciencia

Lo que debes saber de la PAE

Publicado en Aborto y anticoncepción.

Hoy sabemos de una pastilla que por su supuesta rapidez y efectividad pareciera que evita un embarazo. Sin embargo, su desmedido uso ha hecho que organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) investiguen su nivel de eficacia y efectos secundarios. Nos referimos a la píldora anticonceptiva de emergencia o PAE.   

 

DATOS DE INTERÉS

La PAE está elaborada a base de un medicamento llamado levonorgestrel (LNG 0.75 mg.). Como toda sustancia médica tiene distintos efectos que pueden variar de una mujer a otra, de ahí la importancia por informar sobre lo que podría ocasionar. Empezaremos por indicar algunos de sus posibles efectos:

 

1. Ciclo menstrual

Un estudio (Arowojolu y Okewole, 2004) realizado a 544 mujeres demostró que después de ingerir la PAE tuvieron irregularidades en sus periodos menstruales:

  • 57% fue atendido por un sangrado intenso, luego de utilizar la anticoncepción de emergencia una sola vez (dosis 1.5 mg.).  
  • 21% reveló un retraso en el periodo menstrual por más de una semana.
  • Se identificaron trastornos como sangrado intermenstrual, manchado, sangrado pre-menstrual y amenorrea (ausencia de menstruación), náusea, vómito, mareo, dolor de cabeza, dificultad respiratoria y leve dolor abdominal, en porcentajes menores.

 

2. Embarazo ectópico (fuera de la matriz)

Investigaciones señalan que la combinación de sustancias en la PAE cumple con su objetivo pero su rango de error con consecuencias como lo es el embarazo fuera de la matriz es una posibilidad y debe considerarse. Incluso, se recomienda hacer un seguimiento médico tras la ingesta, lo que implica la responsabilidad médica por informar a la mujer, que ante la posibilidad de fallo del medicamento se corre el riesgo de tener un embarazo con estas características.

 

3. Efectos sobre la Estructura de la Mucosa Uterina: las paredes del útero se adelgazan

Se sabe que el LNG disminuye marcadamente el número y el tamaño de las glándulas endometriales. Esto quiere decir que afecta el grosor de la mucosa de las paredes del útero y por ende, su desarrollo. Sin duda es algo que se debe tomar en cuenta si se está pensando tener hijos a futuro, por ser ésta una posible causa de infertilidad (la mucosa se adelgaza de tal forma que se pueden producir abortos espontáneos).

 

4, No hay repercusiones sobre el endometrio: el embarazo puede darse aún con la PAE

Desde un punto de vista farmacológico parece que el LNG no altera el proceso para formar el endometrio. Es decir, si el endometrio ya se ha formado, el embarazo es probable. Más aún, se usó el levonorgestrel para impedir que embriones humanos se adhirieran a un medio endometrial simulado (in vitro) y eso no sucedió. De hecho, estudios realizados en animales han demostrado que no impide la implantación del huevo fecundado si ya hay endometrio (ICEC y FIGO, 2008).   

 

5. Efectos sobre el proceso ovulatorio

La PAE tiene la capacidad de interferir en el proceso ovulatorio, al evitar que el óvulo sea expulsado por la trompa de falopio, sin embargo, alterar este proceso puede traer consecuencias a la larga en el ciclo menstrual ya que afecta la descarga hormonal. Datos recientes comprobaron que la ingesta de LNG tiene menos poder para inhibir la ovulación mientras más se aproxima este momento en la mujer. Otro de los puntos a considerar, es que aún no se sabe qué efectos pueda tener sobre otros procesos que intervienen en la capacidad del embarazo por lo que la infertilidad a futuro puede presentarse.

 

6. Alteraciones en el útero: hemorragia vaginal y miomas uterinos (pequeños tumores)

Análisis reportan que los receptores corporales que atrapan las sustancias derivadas de la PAE no están completamente explorados y pueden tener consecuencias dependiendo del contexto celular del cuerpo de la mujer. Los efectos negativos a explorar comprenden desde sangrados disfuncionales como hemorragias vaginales anormales no diagnosticadas, hasta un desarrollo de miomas uterinos.

 

7. Efectos sobre la migración de espermatozoides: mayor moco uterino

Investigaciones demuestran que la administración de 400 mg. de LNG de 3 a10 horas después de la relación sexual, sin protección, produce una disminución del número de espermatozoides dentro de la cavidad uterina. Se reporta que cuando la mujer la toma en un momento de su ciclo menstrual en el que aún puede interferir con la ovulación o el transporte de los espermatozoides, se previene la fecundación. Si la toma cuando ya es muy tarde para impedir estos eventos, el método falla y la mujer se embaraza si es que en ese ciclo era fértil. Estudios han señalado que el LNG actúa sobre las células mucosas del cuello uterino alterando la secreción de modo que lo torna muy viscoso hasta el punto de suprimir el ascenso de los espermatozoides.

 

8. Efectos sobre la Implantación: si la fecundación ha ocurrido la PAE no es cumple su objetivo.

También existen estudios que revelan que la PAE, si bien puede impedir la ovulación (acción anovulatoria), puede, a veces, actuar impidiendo la implantación del embrión en el útero (acción antiimplantatoria) debido a los efectos negativos que causa en el endometrio. Esta acción de evitar la implantación corresponde a un aborto, ya que el óvulo está fecundado y se le impide implantar.

 

 

OTRAS CONSIDERACIONES

Una vez señalados los posibles efectos al ingerir la PAE, hay más información que conviene resaltar:

  • Mucha de la información disponible acerca de la PAE es redactada por los laboratorios que la elaboran, por lo que no mencionan todos los riesgos, además de que cada caso es especial.
  • De darse el embarazo, en el bebé no se conocen los efectos por el uso de la PAE durante la fase temprana del embarazo.
  • La PAE puede contribuir a un sentimiento de culpabilidad en la mujer, ya que puede pensar que no ha quedado embarazada porque se ha producido un aborto.
  • En otras ocasiones, puede conducir a una "desensibilización" de la conciencia de la mujer que no perciba "mayores consecuencias" de la píldora por lo que puede volver a usarla en repetidas ocasiones lo que tiene efectos que no han sido siquiera explorados.
  • La anticoncepción de emergencia no protegerá de un embarazo si se mantiene contacto sexual sin protección en los días o semanas siguientes a la ingesta y no hace que la menstruación llegue inmediatamente.
  • Su uso repetido no es aconsejable ya que la anticoncepción de emergencia es menos efectiva que los métodos anticonceptivos de uso regular.
  • En el caso de violación y en situaciones de riesgo es esencial advertir que la anticoncepción de emergencia no previene las infecciones que pueden transmitirse a través del coito, incluyendo el VIH.

 

Con esto, sin duda, la píldora de anticoncepción de emergencia adquiere otro significado, que aún cuando falta ser estudiada con mayor profundidad, por lo menos nos permite reconocer que su uso no es algo para tomarse a la ligera.  

Recomendamos

Noticias de ageanet

Escriba su correo electrónico