Bioética y Ciencia

El Brasil pro vida es acosado por el lobby abortista

Publicado en Aborto y anticoncepción.

Incluso en el interior del propio Gobierno se detectan maniobras para promover el aborto; la Cámara debate un proyecto de ley pro vida que está encontrando numerosos escollos. Actualmente la Cámara de Diputados brasileña está debatiendo con discreción el proyecto de ley ‘Estatuto del Nascituro’ ya que temen que la enorme maquinaria abortista internacional se les eche encima. Este proyecto que debió haberse votado hace unos días garantiza explícitamente el derecho a la vida de todo no nacido desde la concepción.

Grupos pro vida han denunciado una serie de presiones, incluso de sectores del propio gobierno, para que esta importante iniciativa no sea aprobada pues, como afirma el diputado abortista Ivan Valente, ésta busca “combatir cualquier posibilidad de lucha por la legalización del aborto hoy en el país”.

El analista Alberto Monteiro denunció las maniobras que grupos anti-vida han puesto en marcha para no aprobar esta iniciativa legal que está de acuerdo con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención sobre los Derechos del Niño de la ONU, el Pacto de San José de Costa Rica de 1969, de los cuales Brasil es firmante y que garantizan el derecho a la vida del no nacido desde la concepción, tal y como informa el portal Aciprensa.

Divergencias en el seno del Gobierno

El ‘Estatuto del Nascituro’ fue presentado en 2007 por los diputados federales Luiz Bassuma y Miguel Martini, que busca explicitar en el sistema legar brasileño los compromisos adquiridos por los mencionados tratados internacionales.

La sola presentación, además de su explícita defensa de la vida, les valió a ambos legisladores del Partido de los Trabajadores al que pertenecen, “una sanción” por “antidemocráticos” y por ir en contra de los intereses anti-vida del Presidente Lula da Silva expresados en el ‘Plan de Derechos Humanos’ que promueve el aborto y la agenda homosexual y al que los obispos se han opuesto enérgicamente a principios de año.

El Estatuto señala: “son reconocidos todos los derechos del Nascituro desde la concepción, en especial el derecho a la viuda, la salud y a todos los demás derechos de personalidad previstos en los artículos 11 a 21 del Código Civil Brasileño, prohibiéndose al Estado o a particulares causar daño al nascituro en razón de acto cometido por cualquiera de sus progenitores”, con lo que se le protegería de morir en un aborto.

La mayoría de los diputados de la Comisión de Seguridad Social y Familia, donde el proyecto está siendo debatido, está a favor del mismo. Sin embargo las presiones nacionales e internacionales no han dejado de verse y los medios de comunicación seculares callan. Monteiro explica que esto se debe a que “un reportaje negativo haría conocer el proyecto y aumentaría las probabilidades de su aprobación”.

"El propio poder ejecutivo, convenientemente con las fundaciones internacionales y en conjunto con las organizaciones financiadas externamente que promueven el aborto, está presionando a los diputados para que abandonen el proyecto", contraviniendo la voluntad del pueblo brasileño que en un 80 por ciento rechaza el aborto y defiende el derecho a la vida de los no nacidos.

Recomendamos

Noticias de ageanet

Escriba su correo electrónico