Bioética y Ciencia

Descubren psicopatías y demencias en la mitad de los adictos a drogas

Escrito por Paz Gómez. Publicado en Sida AIDS Drogodependencia.

En 15 o 20 años aflorarán muchos casos. Nadie se sorprende si un médico advierte de que la adicción a las drogas genera un deterioro físico importante y una pérdida de la vida social y laboral. Un toxicómano da muestras enseguida de inestabilidad emocional, pero pocos saben que su drogodependencia produce daños psicológicos y neuronales irreversibles, que ya comienzan a apreciarse en gran cantidad de las personas jóvenes que acuden a tratamiento de desintoxicación.


En los Centros de Atención a Drogodependientes (CAD) de la Región han comenzado a detectar patologías duales, concomitantes a la toxicomanía tratada, y al evaluar el estado mental de los afectados han obtenido datos apabullantes. La mitad de los adictos analizados, unos mil, sufren enfermedades psiquiátricas graves, como esquizofrenia, trastornos psicóticos y cuadros fóbicos.

Pero lo más alarmante es que los psiquiatras de los CAD sospechan que, a tenor de síntomas como pérdidas de memoria y la desorientación, algunos toxicómanos menores de 40 años pueden sufrir principios de demencias; un deterioro neuronal impensable en personas tan jóvenes.

Este temor ha inducido a la Secretaría Sectorial de Drogodependencias, que dirige Luis Navarro, a cerrar un convenio con la nueva Unidad de Demencias que se ha abierto en el Hospital de La Arrixaca. El objetivo es que los neurólogos examinen a aquellos pacientes en proceso de cura que presenten fallos de capacidades característicos de demencias como el alzheimer.

Aunque las autoridades sanitarias están pendientes del análisis que efectúen los neurólogos para determinar ese nuevo efecto pernicioso, el secretario sectorial de Drogodependencias alerta de que "el consumo de tóxicos provoca daños irreversibles, además de los riesgos cardiorespiratorios, la agresividad y los conflictos personales y laborales".

Los psiquiatras de los CAD apuntan, como ejemplo de patologías duales ya demostradas, trastornos del estado de ánimo, descontrol de los impulsos, depresión y cambio de personalidad. "Los médicos que nos dedicamos a las toxicomanías esperamos que en 15 o 20 años afloren multitud de demencias en personas de mediana edad, los adolescentes de ahora, que de jóvenes consumieron muchas drogas y mezclaron sustancias".

Expertos como José María García Basterrechea, jefe de la Unidad de Drogodependencias del Hospital General de Murcia, no se sorprenden de que la incidencia de alteraciones mentales en adictos esté aumentando. Es una efecto negativo alarmante, pero esperado ante la cantidad de chicos que castigan su cuerpo.

Los que tienen más posibilidades de desarrollar una demencia a edad temprana son los policonsumidores: los que mezclan distintos tipos de sustancias dañinas, como advierte García Basterrechea.

De hecho, un adolescente que a los 14 o 15 años fuma porros y bebe alcohol en grandes dosis acabará esnifando cocaína y tomando pastillas cuando cumpla la mayoría de edad, si antes no cae en la cuenta del perjuicio que suponen estos hábitos.

García Basterrechea insiste en que sólo el alcohol "afecta a la memoria porque daña el sistema nervioso, y eso es muy peligroso en un menor de edad, cuando aún no se ha desarrollado su organismo. Y mata sus neuronas".

(Publicado en La Verdad (Murcia)  el 18 de Agosto de 2003)

Recomendamos

Noticias de ageanet

Escriba su correo electrónico