Familia y Educación

El papel de los padres, clave en el éxito escolar de los hijos

Escrito por Administrator. Publicado en Adolescencia y juventud.

Los expertos insisten en que los hijos deben percibir que sus padres consideran sus estudios como una prioridad y que les estimulan a que aprendan. No obstante, la autora hace sobre esta cuestión una interesante apreciación: el estudio con los hijos no consiste en hacer las tareas por ellos sino en «sobrevolar a los hijos mientras las hacen».

El papel de los padres, clave en el éxito escolar de los hijos

Fuente: ABC, España
Fecha: 2003-09-09



La vuelta al colegio comienza y con ella vuelven las preocupaciones tanto para los hijos como para los padres porque, si hasta hace unos años, escuela y familia colaboraban conjuntamente en las tareas educativas, esto ha cambiado hoy de manera sustancial. Así, cuestiones como el cambio de las estructuras familiares, la incorporación de la mujer al mundo laboral o el vertiginoso avance de las nuevas tecnologías inciden en el desconcierto de unos padres que se sienten cada vez más abrumados e incapacitados para participar en la educación de sus pequeños.

 

Sobre esta cuestión reflexiona Susana Pérez de Pablos, periodista especializada en educación del diario «El País», en su libro «El papel de los padres en el éxito escolar de los hijos». Esta obra es un texto práctico que aporta pautas básicas sobre cuestiones como la exigencia en el estudio, la falta de rendimiento, la reorganización del horario familiar (para prestar atención a estos aspectos) o la iniciación de actividades comunes entre los padres y los hijos.

Atención paterna

 

En nuestro país, tres de cada diez alumnos no consiguen terminar sus estudios, lo que sitúa a España como el segundo país de la Unión Europea con mayor índice de fracaso escolar. Pero ¿hasta qué punto son los padres responsables de ello? Los estudios evidencian que entre los hijos que van mejor en el colegio están los de las familias que hacen un seguimiento de sus estudios. Por ello, este manual hace hincapié en la importancia de inculcar un hábito de estudio en los niños desde pequeños, de intentar que se aficionen a la lectura y de medir el uso del castigo y del premio para que tengan el efecto deseado.

Los expertos insisten en que los hijos deben percibir que sus padres consideran sus estudios como una prioridad y que les estimulan a que aprendan. No obstante, la autora hace sobre esta cuestión una interesante apreciación: el estudio con los hijos no consiste en hacer las tareas por ellos sino en «sobrevolar a los hijos mientras las hacen».

 

Otro de los capítulos importantes se refiere a la relación que los progenitores establecen con el colegio. No en vano, y a pesar de que los padres se muestran preocupados por el futuro de sus hijos, la inmensa mayoría está ausente en el día a día de su escolarización y muestra una escasa participación con los profesores y el centro. El texto recuerda que, como mínimo y si los hijos van bien, es aconsejable que se acuda al centro al menos tres veces cada curso.

Recomendamos

Noticias de ageanet

Escriba su correo electrónico