Familia y Educación

El sexo inteligente

Escrito por Carlota Sedeño Martínez. GEA Málaga.. Publicado en Afectividad-Sexualidad.

Al parecer, el gobierno británico ha recomendado a los colegios de enseñanza secundaria que pongan a disposición de los adolescentes preservativos y píldoras anticonceptivas con la finalidad de reducir embarazos. Diversas asociaciones británicas han manifestado que la iniciativa no hará otra cosa que fomentar la promiscuidad.


Según Lynette Burrows, las estadísticas sobre enfermedades de transmisión sexual en Gran Bretaña son alarmantes. Hay un millón y medio de británicos -jóvenes en gran parte - infectados. Según esta autora: "Ante la magnitud del problema, los comentaristas, en su mayoría, rehuyen hacer juicios de valor: no quieren 'moralizar'. Es una reacción perfectamente respetable y ciertamente bondadosa pero más bien errada: olvida que la ley moral se basa en las leyes de la naturaleza. Lo que ahora vemos es la respuesta implacable de la naturaleza a la promiscuidad". Pocos jóvenes saben, dice Burrows, que el preservativo presenta una tasa de fallos - como anticonceptivo - del 15 % según los propios fabricantes.

La expansión de las enfermedades de transmisión sexual puede estar reflejando el fracaso de las estrategias de prevención y control basadas fundamentalmente en el concepto de "sexo seguro", equiparando falsamente la seguridad con el uso del preservativo y eliminando en sus mensajes cualquier referencia a una educación completa que fomente una conducta sexual adecuada a los que es específico del comportamiento humano, es decir, sexualidad como donación incondicionada y permanente de carácter personal, dominio racional de las pasiones, visión completa y digna de la sexualidad, sin trivializarla.

La prevalencia de infección VIH en España está entre las más altas de los países desarrollados. Las autoridades sanitarias insisten en el uso de preservativos con una complicidad tácita hacia la promiscuidad, dándose por vencidos de antemano. Casi nunca se han manifestado diciendo claramente que la prevención segura se encuentra en la abstinencia, retraso de relaciones en adolescentes y fomento de la monogamia. La sexualidad no es mera genitalidad ni mero instinto, estamos hablando de seres humanos, no de animales irracionales.

La Fundación Solidaridad Humana (FSH) se dedica a enseñar a los jóvenes a vivir la sexualidad de forma integrada en el amor. Lleva unos años impartiendo programas de educación afectivo-sexual en más de cien centros de enseñanza, llegando a una población cercana a los 13.000 estudiantes de entre 12 y 18 años.

Para la FSH, el aborto, el SIDA, las enfermedades de transmisión sexual y los desengaños son el final de un camino equivocado. De ahí la organización de cursos educativos para llegar antes, no minutos antes o al día siguiente.

Según Fernando del Castillo, presidente de la FSH, "todavía no existe ningún método que nos prevenga de las consecuencias psicológicas y emocionales del "sexo seguro". No se ha inventado una píldora para los efectos que producen las relaciones sexuales precoces. Un embarazo no es la única secuela de la que protegerse tras una relación sexual precoz".

Muchos jóvenes han experimentado el mismo chasco: "creías que eras importante para alguien, te has entregado, has compartido tu cuerpo y, de repente, todo termina, como si nada de lo anterior hubiera sido cierto".

La FSH invita a los jóvenes a vivir, más que "sexo seguro", lo que se podría llamar "sexo inteligente". Lo importante es decidir cuando ha llegado el momento de practicarlo y por qué decir que no, hasta entonces, practicando la abstinencia.

En las sesiones se habla de los cambios psicológicos que se producen en la adolescencia; del proceso del amor, en el que hay que poner inteligencia y voluntad; de cómo afrontar una fase en la que se puede sentir atracción por personas del mismo sexo; etc.,etc.

Sobre la base de los programas de la FSH, los padres tienen un papel importante para que sus hijos entiendan la sexualidad como una dimensión personal que es preciso aceptar, comprender, orientar e integrar en los demás aspectos de la personalidad, y que es un paso obligado para madurar. Así, los jóvenes tendrán recursos propios para prevenir los problemas sexuales.

Recomendamos

Noticias de ageanet

Escriba su correo electrónico