Familia y Educación

La Federación de Religiosos de la Enseñanza se suma a la manifestación del día 12 contra la LOE

Escrito por --. Publicado en Educación-Enseñanza.

La FERE, junto con Centros Católicos y Educación y Gestión, invita a sus centros a acudir a la concentración y ofrece tres grandes argumentos para oponerse al proyecto gubernamental


La Federación Española de Religiosos de la Enseñanza (FERE), junto con Centros Católicos (CECA) y Educación y Gestión (EyG), anunció este jueves que finalmente apoya la manifestación convocada para el día 12 en Madrid. “Una de las causas fundamentales de los males que padece el sistema educativo en España es su inestabilidad, provocada por las constantes reformas legales”. Éste es el principal motivo que ha llevado a estas organizaciones “a pedir activamente la consecución de un pacto social y político por la educación”. En este sentido, las entidades cristianas recuerdan que, durante los últimos meses y junto con otras organizaciones, lideran “la redacción de un documento de pacto social que, lamentablemente, por la intransigencia de los sectores más radicales de algunas organizaciones, no llegó a firmarse”.

 

Por otro lado, FERE-CECA explica en un comunicado que ha mantenido en los últimos meses “negociaciones y diálogos con distintos grupos parlamentarios, especialmente con el del Gobierno, para tratar de modificar la actual redacción del Proyecto de LOE”. La federación califica el texto gubernamental de “claramente inaceptable” porque “no resuelve adecuadamente los problemas del fracaso escolar y de los pésimos resultados de las evaluaciones internacionales” y “limita a los ciudadanos el ejercicio de las libertades educativas”.

 

FERE-CECA y EyG aseguran, además, que han apurado “todas las posibilidades de negociación y diálogo, fieles a su compromiso por el pacto”. Incluso añaden que su voluntad de diálogo “se ha puesto de manifiesto incluso más allá de lo razonablemente exigible, pero no ha sido posible alcanzar un acuerdo aceptable”. Tras esta explicación, hacen un llamamiento a la participación en la manifestación del día 12: “Invitamos a las comunidades educativas de nuestros más de 2.000 centros, en los que se escolarizan 1,4 millones de alumnos y trabajan más de 60.000 profesores, a acudir a la manifestación del día 12 para demandar que la educación no se convierta, una vez más, en un instrumento del Gobierno de turno para transformar a la sociedad, sino que ésta se ponga al servicio de las familias; así como para pedir la modificación del Proyecto de Ley, de manera que en él se respeten y promuevan los derechos y libertades de todos”.

 

Tres razones de peso

 

Los religiosos y los centros católicos reiteran que han trabajado “con ahínco hasta el último momento por la modificación de todos los aspectos inasumibles de la LOE” que afectan a estos organismos. Éstos son los argumentos que ofrecen para oponerse al proyecto:

 

1- Proyecto educativo de los centros. El Proyecto de Ley limita severamente el derecho de dirección de los titulares de los centros privados concertados y deja sin contenido la autonomía pedagógica y organizativa de los centros. Con ello, no solo se restringe la posibilidad de que los centros desplieguen sus propios modelos, sino que se daña de forma severa la calidad del conjunto de nuestro sistema educativo.

 

2- Programación, concertación, elección de centro y admisión de alumnos. El Proyecto de LOE menoscaba de forma importante todos los principios enunciados porque en la programación prescinde del criterio de demanda de las familias y refuerza la potestad de las administraciones; uniformiza el procedimiento de admisión en centros públicos y privados concertados; no pondera los criterios de admisión –de forma que uno solo de ellos podría ser determinante; y subraya que la admisión no comporta la adhesión al carácter propio del centro. Todo ello sin olvidar que deja el acceso a los conciertos al arbitrio de las administraciones educativas. Para FERE-CECA y EyG es inadmisible que el Proyecto de LOE sea más restrictivo que la propia LODE en estos temas, que son capitales para el efectivo reconocimiento de las libertades en la enseñanza.

 

3- Financiación. La cuantía del módulo de conciertos educativos que fija la Ley de Presupuestos Generales del Estado es notoriamente inferior al coste real de las enseñanzas concertadas, lo que genera un déficit estructural en el funcionamiento de los centros concertados. El Proyecto de LOE, lejos de mejorar la situación, incorpora una prohibición genérica de que los centros puedan percibir aportaciones de las familias y prescinde de conceptos reconocidos en la legislación socialista previa (LODE, LOGSE y LOPEG), por lo que supone un claro retroceso respecto de la misma. Sólo por la diferencia entre el incremento del IPC y el incremento de los módulos de conciertos, los módulos que fija el Estado han perdido, en once años, un 17,72% de su poder adquisitivo. A eso hay que añadirle que, de partida, los módulos eran insuficientes y que en los años citados se han añadido nuevas necesidades que los centros han tenido que afrontar (reformas educativas, equipamientos informáticos, etc).

 

Partidismo y discriminación de los centros concertados

 

La consecuencia es, para la FERE, la progresiva asfixia económica de los centros. Por eso los religiosos de la enseñanza califican la ley de “partidista, porque no ha logrado el consenso social y político prometido, y que sirvió de justificación para la paralización de la LOCE”. También denuncia que el proyecto “no mejora la calidad de la educación ni reduce el fracaso escolar, pues para ello es preciso implicar activamente a los centros educativos y claustros y esta Ley no ha sabido generar la ilusión necesaria para todo ello”. En este sentido, lamenta que, “en vez de centrarse en la mejora de la calidad, recorta las libertades educativas y lesiona a los centros concertados, muy valorados y demandados por las familias”. Finalmente, constata que la LOE “maneja un concepto unilateral y demagógico que, paradójicamente, produce una clara discriminación de los centros privados concertados, de los padres  y de sus alumnos”.

          

Por estos motivos, FERE-CECA y EyG se suman a la manifestación del día 12, como parte de un conjunto de medidas que serán promovidas con el objetivo de informar a las comunidades educativas y al conjunto de la sociedad sobre el alcance de una ley que, para los representantes de los centros religiosos, “contiene aspectos muy negativos que reclaman un pacto escolar por el que hay que seguir luchando”. Entre esas medidas, cabe señalar la carta informativa que este mismo jueves la federación ha empezado a enviar a sus 2.200 centros, para ponerles de relieve la gravedad de la situación, la convocatoria urgente de una asamblea para más de 400 directores de centros de la Comunidad de Madrid y otra serie de actuaciones que se irán dando a conocer. Pese a su último comunicado, la FERE-CECA reitera su disposición al diálogo sobre el proyecto de la LOE.