Familia y Educación

Ninguna ley puede imponer a nuestros hijos una sexualidad concreta

Publicado en Educación-Enseñanza.

La Federación de Plataformas de Padres por la Libertad de Educación -España Educa en Libertad- anunció ayer que promoverá entre las familias españolas la objeción de conciencia contra las “medidas en el ámbito educativo” que se establecen en el Proyecto de Ley Orgánica de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo.

Marisa Pérez Toribio, presidenta de España Educa en Libertad declaró ayer que es en el Capítulo III del Proyecto donde se determinan esas “medidas”. Así, el artículo 9 regula la “incorporación de la formación en salud sexual y reproductiva al sistema educativo” y el 10 establece que “los poderes públicos apoyarán a la comunidad educativa” en el desarrollo de “actividades formativas relacionadas con la educación sexual”.

Por otra parte, hace varias semanas que la Ministra de Sanidad anticipó que los escolares recibirán esa “formación en salud sexual y reproductiva” a partir de los 11 años de edad y que quien la imparta no será el profesorado de los centros docentes, sino personal ajeno a ellos y designado por la Administración sanitaria.

La presidenta de la Federación, Marisa Pérez Toribio manifiesta: “La expresión ‘formación en salud sexual y reproductiva’ es un burdo eufemismo tras el que se intenta ocultar -muy torpemente, por cierto- un modelo de educación sexual muy concreto, impuesto por el gobierno de turno”.


“El modelo del Ejecutivo actual”, prosigue, “se traduce en el fomento de las relaciones sexuales precoces, de la promiscuidad sexual, del uso del condón y de la píldora postcoital y, en último término, de la práctica del aborto. Esa es, en síntesis, la educación sexual que, con total desprecio del criterio que podamos tener al respecto, se les quiere transmitir a nuestros hijos a partir de los 11 años”.


Lo que España Educa en Libertad exige es que los tres poderes del Estado respeten el derecho de los padres a tomar las decisiones que la Constitución nos reconoce en relación con la formación moral y religiosa de nuestros hijos.


“Es a los padres a quienes compete decidir cuándo iniciar la educación sexual de los hijos, qué contenidos abordar en cada etapa de su desarrollo y qué orientaciones de índole moral se les han de transmitir”, detalla la presidenta.


"Nadie –ni el Estado, ni los centros educativos, ni las asociaciones de padres de alumnos, ni la Iglesia, ni absolutamente nadie – puede arrogarse la potestad de suplantarlos en la adopción de esa clase de decisiones”, explica.


“Las medidas educativas previstas en la ley del aborto y los actuales currículos de EpC se complementan, porque unas y otros forman parte de un mismo proyecto de transformación de nuestra sociedad”, asegura Pérez Toribio.


Animamos a los padres que consideren inadmisible esta educación sexual obligatoria e impuesta por el Estado a que, una vez que la ‘ley del aborto’ entre en vigor, se acojan a su derecho de plantear contra ella la objeción de conciencia. España Educa en Libertad y las plataformas que la integran estamos a su disposición para informarlos y asesorarlos”.

Recomendamos

Noticias de ageanet

Escriba su correo electrónico