Familia y Educación

Los padres, desorientados en la Red

Publicado en Medios de Comunicación y Ocio.

A pesar de las advertencias que reciben los menores sobre el uso de internet, cuando se encuentran con una incidencia ni padres ni hijos saben cómo actuar. Por mucha información que se genere sobre las TIC (internet, móvil, videoconsolas…) el desconocimiento, especialmente por parte de los padres, sobre los riesgos que corren por la web es alarmante. Existen más peligros por virus, bloqueo del PC y pérdida de información que por la pornografía, pero el 84,5% de los niños que sufren un problema de seguridad se callan y no avisan a sus padres

 

 

Según el Estudio sobre hábitos seguros en el uso de las TIC por niños y adolescentes y e-confianza de sus padres, realizado por el Instituto Nacional de la Comunicación (Inteco) a pesar de que el 87,5% de los niños afirma haber recibido advertencias y criterios sobre lo que deben hacer en internet, cuando finalmente ocurre una incidencia, la reacción de los padres no es siempre la mejor.

Existen más peligros por virus, bloqueo del PC y pérdida de información que por la pornografía

La mayoría (42%) se decantarían por medidas físicas o técnicas —entendidas como las que implican una actuación sobre el equipo— como llamar al servicio técnico, la instalación de antivirus o reiniciar o apagar el equipo. Un 24% aplicaría medidas coercitivas y de denuncia como establecer horarios, bloquear el ordenador para evitar su uso o castigarle sin internet; y el 17,7% de los padres utilizarían medidas educativas como dialogar o advertir sobre los peligros. Sin embargo, sorprende que el 16,3% es incapaz de concretar una respuesta. Informan pero luego no saben cómo actuar.

 
Por otra parte, al preguntar a los padres por lo que creen que harían sus hijos en caso de tener una incidencia con las TIC un tercio afirma que se les avisaría a ellos y el 22,9% no sabría qué hacer. En cambio, las respuestas de los menores se englobarían en tres medidas: cerrar la conexión o salirse de la web o chat (14,4%), negarse a hacer lo que le piden (2%) y pedir ayuda a los padres (1,1%). La mayor parte (84,5%) no concreta respuesta. Los niños tampoco sabrían qué hacer.


 Estos altísimos porcentajes ponen de manifiesto dos aspectos muy importantes: que los niños son mucho más autónomos con las TIC que lo que piensan sus padres y que el elevadísimo porcentaje de padres e hijos que no sabrían explicar qué acción tomarían, “refleja una insuficiente formación en la lucha efectiva con los riesgos TIC, tanto en el colectivo infantil como entre los adultos”, explica el informe del organismo del Ministerio de Industria.


Esta falta de conocimiento choca frontalmente con la percepción que tienen los padres sobre la información real que poseen. De hecho 3 de cada 4 afirman que saben muy bien los peligros que entraña internet para su hijo y se refleja en que existe un alto grado de preocupación por parte de los progenitores (58,8%). Sin embargo, al preguntarles sobre lo que más les preocupa el 39,5% afirma que la dependencia y/o adicción frente a un tercio que no sabría contestar. No saben a qué tener miedo ni cómo reaccionar frente a ello.

 

El 84,5% de los niños que sufren un problema de seguridad se callan y no avisan a sus padres

Por último, aunque los progenitores son conscientes de la existencia de riesgos en las TIC sus miedos no concuerdan con los reales. Por ejemplo, lo que más preocupa a los padres son aquellas situaciones que tienen que ver con algún tipo de componente sexual. Sin embargo, las incidencias más comunes son los riesgos físicos al equipo. Los más frecuentes son los virus, el bloqueo del ordenador, perdida de información, descargas ilegales y, sólo en quinto lugar, aparece la pornografía. Por el contrario, el acoso sexual, los adultos que se hacen pasar por niños, las citas con extraños y el acoso escolar por la Red tienen una incidencia menor del 5%.

Medidas adoptadas

El estudio, realizado con el seguimiento de 625 familiar con hijos entre 10 y 16 años, revela que la instalación de alguna medida de seguridad es casi absoluta: sólo un 2% de los hogares con niños declaran no tener instalada ninguna. La instalación preferida son los antivirus (95,4%) seguida por la eliminación de archivos temporales y cookies (41,2%), la limitación de acceso a contenidos (31,9%) y la vigilancia del historial de navegación (2,7%). A pesar de los numerosos filtros que ofrecen las compañías de ADSL, sólo el 2,7% de los hogares con niños afirma usar este tipo de limitación automática.

Familiarizarse con el uso que hacen los hijos de las nuevas tecnologías es fundamental para evitar posibles incidencias en internet

Normalmente son los padres los que dominan las distintas materias y los encargados de trasmitir ese conocimiento a sus hijos. Sin embargo, con las TIC —las nuevas tecnologías como internet, móvil y videojuegos— es justamente al revés, los hijos siempre van por delante. Por ello es utópico pensar que los padres pueden llegar a ser expertos en nuevas tecnologías porque los hijos han nacido en ese entorno tecnológico”, explica Ramón Salverría, director del Laboratorio de Comunicación Multimedia de la Universidad de Navarra.

 Las conclusiones del informe Estudio sobre hábitos seguros en el uso de las TIC por niños y adolescentes y e-confianza de sus padres, realizado por el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (Inteco) —y recogidas por este periódico en la edición de ayer—, dejan patente la desorientación que existe entre padres e hijos para solventar las incidencias que pueden surgir con las TIC, como pueden ser los virus, bloqueo del equipo informático, pornografía o la protección de los datos personales. “Sin embargo, —continúa Salverría—, aunque la mayoría de los padres no pueden llegar a ser expertos, es fundamental que no den la espalda a las nuevas tecnologías porque su experiencia de la vida y su capacidad de anticiparse a los riesgos, son muy útiles para advertir y explicar los usos convenientes que se pueden hacer de las TIC”.

Uso conveniente

Así, el profesor de la UNAV, opina que la mejor opción es seguir el clásico refrán “más vale prevenir que curar” y por ello, la recomendación principal a los padres es que se familiaricen con el uso que hacen sus hijos de las TIC. “A partir de ese conocimiento —añade Salverría—, deben plantear situaciones de riesgo e inculcar una cierta prudencia en los hijos. Por ejemplo, si se compra una webcam los menores deben tener claro que si un extraño les invita a encender la cámara, se trata de una invasión de la intimidad y que no deben aceptar este tipo de riesgos”.

Por otro lado, las TIC no son sólo internet sino que también engloban el uso del teléfono móvil y las videoconsolas, de las que normalmente los padres se preocupan menos que de la Red y pueden ser igual de perjudiciales. Ahora que con la crisis de la publicidad, las televisiones emiten más telepromociones que nunca y los anuncios de descargas de politonos o juegos para el móvil se multiplican, es importante dejar claro a los menores el coste de este tipo de servicios. “Como casi todo, más allá de la tecnología, se trata de un tema de educación”, afirma Sevalarría. El estudio de Inteco, realizado con el seguimiento de 625 familiar con hijos entre 10 y 16 años, revela que los padres están cada vez más preocupados de los riesgos de internet pero desconocen los organismos y las medidas que existen para combatir estas incidencias. En el cuadro recogemos las acciones más importantes en este terreno porque, tal y como afirma el estudio “los adultos “utilizan” internet, los niños “viven” en internet”.

Los grandes aliados de los padres con [email protected] internautas

1. Chaval.es: página creada por el Instituto Nacional de Tecnologías (Inteco) a nivel nacional para sensibilizar y formar a la ciudadanía en las nuevas tecnologías. En ella se encuentra el decálogo del buen uso de internet para padres/madres donde recomiendan, entre otras cosas, compartir tiempo con los [email protected] delante del ordenador; fomentar el espíritu crítico ante la Red; o inculcar la importancia de la confidencialidad y protección de la identidad. Además, la site incorpora juegos y guías prácticas para los mismos chavales.

2. Protégeles.com: así como noalapornografiainfantil.com y asociacion-acpi.org ofrecen un sistema de denuncias online para todas aquellas actividades que atenten contra los derechos de los menores. No hay que tener miedo a denunciar.

3. Oficina de Defensa del Usuario (e-ODU): creada por la Agencia de Calidad en Internet en 2006, accesible online y a través de teléfono gratuito. Permite realizar consultas relacionadas como el comercio electrónico, así como tramitar denuncias sobre contenidos ilegales o nocivos en la Red.

4. PantallasAmigas.net: es una iniciativa para la promoción del uso seguro y saludable de Internet, la telefonía móvil y los videojuegos por parte de los menores. Cuenta con el apoyo de EDEX, organización no lucrativa de acción social con más de 30 años de trayectoria en la promoción del desarrollo integral de la infancia y la adolescencia.

5. Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil: vigilan todo tipo de actividades ilegales en la Red. De hecho, ya han conseguido cerrar varias páginas de internet.

6. Técnicas de hacker para padres: el Chat Controller 1.1.0 y dispositivos como el Keyghost USB Keylogger permiten grabar las conversaciones que tienen los hijos en la Red para poder llevar una supervisión más estricta.

7. Instalar sistemas de seguridad: como filtros y antivirus y recalcad siempre que si se desconoce el remitente nunca se abra ningún mensaje o archivo.

8. Otros consejos: hablar con otros padres y madres del uso que hacen los hijos de internet, establecer normas comunes, compartir información sobre contenidos de interés.

Recomendamos

Noticias de ageanet

Escriba su correo electrónico