Libros

La gran dictadura. Anatomía del relativismo.

Escrito por David Luque. Publicado en Reseñas.

José María Barrio, uno de los últimos discípulos del genial y mítico filósofo, Antonio Millán Puelles -quien, como Leonardo Polo, llegó a formar una de las escuelas filosóficas españolas más interesantes que se recuerdan en las últimas décadas de nuestro país- nos presenta un libro que desde luego no dejará indiferente a nadie. Desde la portada, la provocación y la realidad hacen acto de presencia. Esa gran dictadura de la que trata el libro, así pues, aparece simbolizada con dos elementos que hasta cierto punto pueden resultar agresivos para la línea editorial a la que nos tiene acostumbrados Rialp -y que demuestran, por otro lado, la enorme confianza que tienen depositada en el autor-: un alambre de espinos, donde se equipara la opresión del relativismo con la de los campos de concentración de las dictaduras nazi y comunista, y un ave de color oscuro posada distraídamente sobre ellos, que simboliza sin ninguna duda el valor de la libertad.

Este libro contrae una deuda innegable con las tesis que S. S. Benedicto XVI defiende desde la Cátedra de Pedro y que tienen como núcleo central lo que el Papa alemán ha denominado «dictadura del relativismo». Esta dictadura, en la que el lector irá profundizando a medida que avance en el libro, sostiene que, dado que en nombre de la verdad se han cometido innumerables tropelías, se ha ido asentando un cierto recelo hacia quienes actúan con verdadera convicción en algo y, como consecuencia de esa desconfianza por tanto, se ha extendido el pensamiento único del relativismo.

 

Para José María Barrio, la seña característica de esta corriente de pensamiento es «el desprecio de la verdad». Desprecio que, inexorablemente, conduce al error intrínseco del relativismo: que se presenta como totalitario y, por ende, como verdad, cuando en realidad la desprecia o, lo que es lo mismo -y he aquí su error-, se desprecia a sí mismo.

Un libro que, desde luego, constituirá una referencia básica para comprender el contexto cultural y filosófico en el que la sociedad se encuentra actualmente, y que ayudará a los lectores no sólo a entrever cuáles son los orígenes de los peligros que acechan a la verdad, sino también a asentar las bases para un diálogo fructífero con otras culturas.

Un diálogo cuyo éxito, sostiene el autor, depende de la posibilidad de poder discutir sobre temas controvertidos en libertad, lo cual, teniendo como referencias claras los conceptos de amistad política, de Aristóteles, y de civilización del amor, del beato Juan Pablo II, debería suponer una conversación significativa que va más allá de la discusión sobre meros datos empíricos y cuyo fin no debería ser otro que el de profundizar en lo que más de humano hay en el hombre.

En suma, concluye Barrio Maestre, «el diálogo (...) implica discernir lo más humano de cada cultura. La posibilidad de trascender los particularismos culturales depende de que pueda atribuirse una significación real al término «humanidad»» (p. 80).

La gran dictadura. Anatomía del relativismo.” José María Barrio. Rialp, Madrid. 2011. 187 pp.

Recomendamos

Noticias de ageanet

Escriba su correo electrónico