Sociedad

Peligra el protocolo de Kyoto: Aumenta el uso de la energía y despega el consumo en China

Escrito por Victor Ruiz - Publicado en forumlibertas.com. Publicado en Ecología y Población.

Se prevé un incremento del consumo energético mundial del 60 por ciento y de emisiones de CO2 del 62 por ciento de aquí al 2030, sobre todo teniendo en cuenta que los chinos ya son los primeros consumidores de alimentación y energía, mientras se echa a faltar un programa mundial para hacer crecer la masa forestal

El cumplimiento del protocolo de Kyoto podría quedar bloqueado si no se emprenden urgentes medidas para frenar el previsible aumento del consumo mundial de energía y de emisiones de gases con efecto invernadero. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha hecho saltar las alarmas al advertir de que de aquí al 2030 habrá unos incrementos de un 60 por ciento en el uso de la energía en el planeta y de un 62 por ciento en la producción de dióxido de carbono (CO2). Además, en el 2020 los países en vías de desarrollo, entre los que destaca China como el primer consumidor mundial en alimentación y energía, producirán más CO2 que las naciones industrializadas. Resulta paradójico que, ante este panorama, no se haya elaborado ni un solo plan internacional que vaya dirigido al crecimiento de la masa forestal, el gran consumidor de dióxido de carbono.

Previsiones pesimistas


El 5 de noviembre de 2004 el presidente ruso Vladimir Putin firmaba la ley que ratificaba el protocolo de Kyoto y permitía su entrada en vigor para intentar reducir las emisiones de gases que producen el efecto invernadero. Sin embargo, a la negativa de Estados Unidos a adherirse a este acuerdo internacional, a pesar de ser el principal emisor de dióxido de carbono (31,6 por ciento del total), se ha sumado ahora una advertencia de la AIE que dibuja un futuro más bien pesimista. 

La galopante demanda energética del planeta para los próximos años hace peligrar todas las previsiones de los acuerdos de Kyoto, a no ser que se cambie el vigente modelo de consumo de energía. “Kyoto nos marca un camino, pero la realidad es una cinta transportadora que nos lleva justamente en sentido contrario a donde queremos ir”, explica Mariano Marzo, profesor de recursos energéticos de la facultad de Geología de la Universidad de Barcelona.

El principal problema radica en que, aunque se cumplan las previsiones de Kyoto y las naciones más desarrolladas reduzcan el nivel de emisiones de gases con efecto invernadero un 5 por ciento para el 2012 con relación a 1990, el nivel de consumo de energía previsto para los países en vías de desarrollo va a superar con creces al de los países industrializados en 2020.

El crecimiento chino


Entre estos países en vías de desarrollo que se van a incorporar a marchas forzadas al despegue consumista destaca especialmente China. Los chinos son ya los principales consumidores mundiales de energía y alimentación, con un crecimiento anual medio del 9 por ciento desde 1980. Por ejemplo, en demanda de grano, carne, acero y carbón ya superan a los Estados Unidos, aunque este país sigue siendo el mayor consumidor de petróleo, debido a su gran parque automovilístico.

En la siguiente tabla, reproducida a partir de los datos de un informe del Earth Policy Institute, con sede en Washington, podemos observar algunos de los datos de consumo comparativos entre los Estados Unidos y China.

CONSUMO COMPARATIVO ENTRE

ESTADOS UNIDOS Y CHINA

Producto

EE.UU.

China

Cereales (millones de toneladas en 2004)

278

382

Carne (millones de toneladas en 2004)

37

63

Petróleo (millones de barriles al día en 2004)

20

7

Carbón (millones de toneladas de petróleo equivalentes en 2003)

574

800

Acero (millones de toneladas en2003)

104

258

Fertilizantes (2003)

 

20

40

Teléfonos móviles (millones de unidades en 2003)

159

269

Televisores (millones de unidades en 2000)

 

243

374

Neveras (millones de unidades en 2001)

12

14

Ordenadores personales (millones de unidades en 2002)

190

36

Automóviles (millones de unidades en 2003)

226

24

 

En cualquier caso, cabe destacar que a pesar de superar a Estados Unidos en el consumo global de la mayoría de productos energéticos y en la alimentación, el consumo y la renta per cápita de China es notablemente inferior a la de EE.UU.: 38.000 dólares (29.070 euros) los norteamericanos por 5.300 dólares (4.054 euros) los chinos.

Constante deforestación


Ante el sombrío panorama que perfilan estos dos estudios, el que se refiere al aumento del consumo y el que subraya el despegue económico de China, se hace necesario proponer soluciones algo más imaginativas y prácticas que el obligado cumplimiento del protocolo de Kyoto. 

En este sentido, hay que destacar la paradoja que se produce con la aplicación de los acuerdos internacionales para frenar el cambio climático. Mientras se han tomado medidas con el protocolo de Kioto para reducir las emisiones de gases, no se ha hecho nada para fomentar la creación de un programa internacional que esté dirigido al crecimiento de la masa forestal. La vegetación es un gran consumidor de dióxido de carbono (CO2) y productor al mismo tiempo de oxígeno, un proceso inverso al que provoca el ser humano con su exagerado consumismo y con la emisión de gases con efecto invernadero. Y los recursos no son, evidentemente, ilimitados. Eso sin olvidar los devastadores estragos que está causando en la selva tropical la incontrolada deforestación que no parece que vaya a detenerse.

 

Recomendamos

Noticias de ageanet

Escriba su correo electrónico