Sociedad

Cultura para la paz y la convivencia

Escrito por Prof. Martínez Pujalte. Publicado en Laicismo-laicidad.

Voy a referirme a la convivencia, específicamente de ese título de la conferencia, por una cultura de la paz y la convivencia, -yo subrayaría la palabra convivencia y en concreto me voy a referir-y ése va a ser el tema que voy a abordar- a los problemas que plantea la convivencia con personas de diferentes comunidades culturales".


"Yo creo que hay que empezar señalando que el fenómeno, lo que se ha venido en llamar en los últimos años, multiculturalismo, es un fenómeno enormemente significativo y, por otro lado nuevo en la sociedad europea. La sociedad europea ha sido tradicionalmente una sociedad muy homogénea desde el punto de vista étnico y cultural y de una manera todavía más acusada, se ha dado esa homogeneidad en nuestro propio país".
"Hoy, esa homogeneidad se rompe por razones de muy diversa índole, desde luego, probablemente, la razón principal que incide en esa ruptura de la homogeneidad, es el problema de la inmigración, que está en estos momentos de permanente actualidad, también por el debate que se está produciendo en torno a la Ley de Extranjería, etc.".
"Es evidente que el fenómeno de la inmigración. va a tener todavía un crecimiento más importante, entre otras razones, debido a la facilidad de las comunicaciones, que en la actualidad y debido también a la buena situación económica europea -y española en particular- en estos momentos, hace que no sólo los inmigrantes vengan a España porque tienen el deseo de mejorar sus condiciones de vida con respecto a sus países de origen. Ahora, además, está sucediendo un fenómeno todavía más llamativo y es que los inmigrantes son bienvenidos, es decir hay, sobre todo algunas comunidades autónomas, que empiezan ya a pronunciarse en el sentido de que necesitamos inmigrantes. Lo decía el presidente de Cataluña, Jordi Pujol, refiriéndose a esta cuestión: Cataluña necesita inmigrantes porque no puede satisfacer la demanda de mano de obra sólo con los nacionales. Unas manifestaciones muy parecidas se han dado en la Comunidad Valenciana, donde hay algunos municipios, en especial en la provincia de Castellón, que han alcanzado ya el pleno empleo y, lógicamente la nueva demanda de mano de obra tiene que nutrirse con población extranjera".
"De modo que ahora resulta, y eso es lo que yo creo que también es una novedad singular, no sólo que los inmigrantes vienen, sino que además sucede, por lo menos en algunas provincias, en algunas comunidades autónomas con mayores índices de empleo, que queremos que los inmigrantes vengan, porque los necesitarnos".
(El Profesor Martínez Pujalte examinó los contingentes de emigración registrados por la estadísticas y señaló que el mayor de todos es el de hispanoamericanos, pero que presentan menos problemas de convivencia porque los países a que pertenecen tienen una misma comunidad cultural; otra cosa es el segundo grupo mayoritario, el procedente del Magreb, ya que pertenecen a comunidades culturales distintas de las nuestras. Ahí ya se presentan con más facilidad los problemas de convivencia. Igualmente destacó la importancia del flujo de información y de comunicación)
"El hecho de que haya un flujo de información y de comunicación más importante que en el pasado; el hecho de que hoy podamos conocer perfectamente lo que sucede en otros países, hace que haya también una gran penetración; antes no había apenas personas de religión islámica que no procediesen de los países árabes, ahora eso comienza a haberlo y de una manera cada vez más acusada. Es decir que asistimos a una ruptura cada vez más acusada de la homogeneidad cultura¡ que caracterizaba tradicionalmente a los países europeos y muy particularmente a nuestro propio país, y eso evidentemente, plantea problemas de integración, de armonización entre esas distintas culturas, etc.".
(El Profesor Martínez Pujalte precisó que analizaría todos estos temas desde una perspectiva jurídica).
"¿Cómo debemos manejar los problemas relacionados con la diversidad cultural?. Ése es el interrogante al que yo quisiera dar respuesta. Y como el derecho es un saber práctico que está orientado a problemas reales, -los juristas nos dedicamos a resolver problemas de la realidad- creo que no se puede hablar, hacer un análisis jurídico de un modo abstracto y sin referirse a situaciones de la realidad, y por eso yo voy a empezar mi análisis exponiendo tres casos. Voy a contar tres. casos reales, los dos primeros sucedidos en España y resueltos por el Tribunal Constitucional español, y un tercer caso resuelto por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos. Tres casos reales que se plantean fundamentalmente con referencia a la religión que es uno de los aspectos esenciales de la cultura, aunque en uno de los tres, también se dan otros componentes".
"Voy a contar tres casos reales en los que se plantean problemas de diferencia cultural, de respeto a la diferencia cultural".
"Primer caso: se resuelve por el Tribunal Constitucional en 1985. Una trabajadora en una empresa que, inicialmente era católica y que en el transcurso de su actividad laboral, llega un momento en que se convierte a la Religión Adventista, y la religión Adventista tiene como día de descanso el sábado; más exactamente, obliga a todos sus fieles a abstenerse de toda actividad laboral desde la caída de la tarde del viernes".
"Esta señora tenía establecido por su contrato de trabajo desde que había empezado a trabajar en esa empresa, un horario que incluía el trabajo el sábado por la mañana. Había otros turnos en esa empresa, pero a ella le había tocado y lo había aceptado cuando hizo el contrato -porque en ese momento no se planteaba ningún problema- un turno que incluía trabajar el sábado por la mañana. Cuando se convierte a la religión adventista le pide al empresario que le cambie el turno de trabajo y el empresario se niega, y como el empresario se niega a cambiarle el turno de trabajo, ella se toma la justicia por su mano y decide cumplir las normas de su religión y no ir a trabajar a partir de la caída de la tarde del viernes, con lo cual, como consecuencia de sus inasistencias reiteradas al trabajo, es despedida".
"Ése es el caso y ahí se nos plantea una pregunta: ¿está obligado el empresario a cambiarle el horario de trabajo a esta trabajadora para respetar su nueva religión? Pues ahí queda la pregunta".
"Segundo caso: Éste se ha dado mucho en España. Este caso concreto sucede en Pamplona y por lo tanto frente al Servicio Navarro de Salud, pero se ha dado en muchas comunidades autónomas".
"Un testigo de Jehová acude a un hospital público a que se le practique una intervención quirúrgica y le dice al equipo médico del hospital que se comprometan a no realizar en ningún caso, una transfusión de sangre. Los médicos rechazan formular ese compromiso y, el paciente, ante el riesgo de que se le pueda practicar un tratamiento médico que es incompatible con su religión, solicita el alta voluntaria y se va a un hospital privado, donde dice lo mismo y en el hospital privado sí que aceptan esa exigencia, sí que asumen el compromiso de no practicarle en ningún caso una transfusión de sangre. La intervención se realiza con éxito y sin recurrir a ese tratamiento, siendo dado de alta y entonces solicita al Servicio Navarro de Salud, a la Seguridad Social, que le reintegre los gastos de la atención médica en el hospital privado".
"Ese es el problema. ¿Debe el Estado reintegrarle los gastos de la atención médica en el hospital privado?. El asunto es que en el hospital público, no han querido comprometerse a respetar sus convicciones religiosas en el tratamiento médico y en el hospital privado sí. ¿Tenemos que pagarle los gastos de la atención médica al hospital privado?".
"El tercer caso se plantea en los Estados Unidos. En este caso se trata de un grupo de padres de una religión, algo más que una religión, es un modo de vida distinto al modo de vida occidental, que son en concreto los Amis. En el estado de Wisconsin la ley exige que los niños vayan al colegio obligatoriamente hasta los dieciséis años, como sucede ahora en España que la escolarización es obligatoria hasta los dieciséis años. Los padres de los niños Amis, no tienen ningún inconveniente en llevar a sus hijos a lo que en Estados Unidos es la Escuela Primaria, es decir hasta los catorce años, pero se niegan a hacerlo entre los catorce y los dieciséis porque piensan que los valores y las pautas de comportamiento que se transmiten en la educación en Estados Unidos llamada Secundaria, entre los catorce y los dieciséis años, son pautas de comportamiento y valores que son abiertamente contrarios al modo de vida de los Amis. Entonces ellos no quieren llevar a sus hijos al colegio y deciden darles a esos niños una educación en el ámbito, en el mundo rural, agrario, que es en el que viven los Amis, de modo que aprendan los valores y las formas de vida propias de los Amis".
"Y entonces se plantea esa misma cuestión: ¿Debe el estado de Wisconsin obligar a los padres Amis a llevar a sus hijos al colegio hasta los dieciséis años?".
(El Profesor Martínez Pujalte no contestó estas preguntas en ese momento, sino que las dejó en el aire para que los oyentes pudiesen pensar cuáles serían sus respuestas particulares).
"Para responder a esas preguntas y para desarrollar la argumentación, voy a dar dos pasos. En primer lugar trataré de defender la idea de que el derecho a la protección de la identidad cultural, es un derecho humano básico, trataré de defender la idea de que todos los seres humanos tienen derecho a que se proteja su identidad cultural. Y, en segundo lugar, sobre la base de esa fundamentación teórica vamos decir, descenderé de nuevo al terreno ' o de la práctica y explicitaré cual es en mi opinión la respuesta adecuada del derecho al fenómeno de la diversidad cultural y eso me permitirá responder a los casos que he formulado y a otros casos similares que se nos puedan plantear".
"Yo creo que el punto de partida para acercarse a esta problemática ha de situarse en la dimensión social del ser humano... Aristóteles dedica las primeras páginas de una de sus obras más significativas "La Política" a analizar la dimensión social del ser humano y ve la clave de esa dimensión social y por lo tanto, de la diferencia entre el hombre y los animales en que el hombre es el único ser dotado de palabra; leo lo que el propio Aristóteles dice: "el hombre es el único ser que tiene palabra; la voz es signo del dolor y del placer y, por eso la tienen también los demás animales pues su naturaleza llega hasta tener sensación de dolor y placer y significárselo unos a otros, pero la palabra es para manifestar lo conveniente y lo dañoso, lo justo y lo injusto, y es exclusivo del hombre frente a los demás animales el tener él solo, el sentido del bien y del mal, de lo justo y de lo injusto ".
(Después de analizar el valor de esta idea en el mundo clásico, el conferenciante afirmó:)
"Nosotros nos sentimos, entablamos nuestras relaciones sociales, primariamente en el ámbito de la sociedad concreta que nos circunda, primariamente en el ámbito de la familia y, a través de la familia nos integramos en una comunidad cultural y, a través de esa comunidad cultural, en una segunda etapa nos integramos, en el mundo, en la sociedad de todos los seres humanos, pero nuestra dimensión social, primero se desenvuelve en el ámbito de una sociedad concreta, de un grupo concreto, unido por ciertos valores, unidos por ciertas pautas de conducta, por ciertos parámetros culturales y a través de ese grupo recibimos nuestra identidad, nuestra dimensión social".
"Si nos fijamos bien en esa idea, eso significa que sólo a través de esa inserción en una sociedad concreta, sólo a través de nuestra familia y del grupo social básico del que formamos parte, sólo a través de ese grupo, es capaz el ser humano de realizarse en plenitud, y esto se puede ver desde muchas perspectivas, en el ámbito de la psicología. Está demostrado que la ausencia de un grupo social en que uno recibe su identidad, tiene consecuencias psicopatológicas evidentes"...
... la consecuencia que se sigue es muy clara, el derecho, las leyes, los poderes públicos, deben proteger las diversas identidades culturales, tenemos que proteger las diversas culturas, la diversidad cultural, con dos pequeños matices que yo quiero ahora hacer; debemos proteger, el derecho debe proteger la identidad cultural, tan sólo en la medida en que los individuos deseen esa protección, es decir, creo que también es importante huir de una consideración esencialista de las culturas".
(Con esta argumentación, ampliamente desarrollada por el Profesor Martínez Pujalte, se llegó al esperado desenlace de la Conferencia:)
"Ahora creo que ustedes se darán cuenta de cuál va a ser mi respuesta a los tres casos que les he planteado al principio, y voy a volver brevemente sobre ellos antes de formular una conclusión general de mi punto de vista de esta exposición. Desde luego yo pienso en el primero de los casos, que el empresario debe conceder a la señora Vila, que es como se llamaba, un horario de trabajo acorde con sus convicciones religiosas. Si una persona se convierte a la religión adventista y eso le impide cumplir el horario de trabajo que hasta ese momento tenía, porque tiene que abstenerse de toda actividad laboral a partir de la tarde del viernes, pienso que el empresario está obligado a concederle el cambio de horario de trabajo y a concederle un horario de trabajo acorde con sus convicciones religiosas, salvo que eso implique un prejuicio especialmente grave a la empresa'.
'Por supuesto, pienso que el Sistema Sanitario Público, debe dispensar al testigo de Jehová un tratamiento médico, conforme a sus convicciones religiosas, y si ello no es posible dentro del sistema público, por las razones que sean, por razones técnicas o por otras razones, o por que los médicos se opongan, debe resarcirle los gastos de la atención médica en el centro privado".
'Por supuesto, pienso que el Estado, debe permitir que a los niños Amis, que era el caso que les planteaba de Estados Unidos, la educación se les proporcione en el seno de la propia familia y sin necesidad de acudir a la educación pública, siempre y cuando se verifique que, esa educación que se les imparte en la propia familia, respeta los estándares mínimos fijados para la educación, también hay que tener en cuenta que el derecho a la educación es un derecho de los propios niños, que la educación que se les imparte por sus padres, debe respetar las exigencias mínimas fijadas para el proceso educativo".
'Tamos a vivir inevitablemente en una sociedad plural desde el punto de vista cultural, como ya les he señalado en varias ocasiones y, a ese fenómeno de la pluralidad cultural, caben en teoría tres posibles respuestas:
"Una primera respuesta es la imposición de los valores y pautas de conducta de la cultura mayoritaria y dominante; los emigrantes vienen a nuestro país y nosotros les dejamos venir y les damos trabajo, pero les exigimos que se adecuen a nuestras propias formas de vida, a nuestras propias pautas de cultura; ésa es una posible respuesta".
"Otra posible respuesta es el modelo del aislamiento y la segregación entre las diferentes comunidades que cada uno viva a su manera y que se creen ghetos; de alguna manera es el modelo que se vivió en Estados Unidos bajo el lema de iguales pero separados, la separación absoluta entre la raza blanca y la raza negra".
'Finalmente, otro modelo que cabe es el intento de la convivencia e integración armónica entre las diferentes culturas".
"Yo creo que éste es el modelo hacia el que debemos encaminarnos, hacia un modelo que algunos autores han venido a denominar la sociedad intercultural, un modelo caracterizado, repito, por la convivencia y la integración armónica entre las diferentes culturas. Para ello, para construir una sociedad intercultural, hace falta mantener un marco de unión, un marco de convivencia básico que, en mi opinión, ha de consistir en el respeto a los derechos humanos, pero exige a la vez, que nos atrevamos a convivir con la pluralidad, a convivir con la diversidad de manifestaciones culturales".
"Yo creo que ése es el desafío, y yo creo que el fenómeno de la inmigración es muy interesante desde ese punto de vista, porque presenta una oportunidad para la construcción de una sociedad cultural, una oportunidad y además un desafío"