Sociedad

Laicismo-laicidad

Humanismo cristiano y liberal

Escrito por Antonio Fontán. Publicado en Laicismo-laicidad.

La palabra "humanismo" nació en alemán a principios del siglo XIX. Apareció impresa por primera vez en el título de un libro de 1808, publicado en Jena (Turingia), la ciudad por cuya universidad pasaron grandes ingenios germanos del "ochocientos" (Hegel, Fichte, los Schlegel, Schiller y más tarde Marx). El autor definía con ese término una filosofía de la educación y un sistema pedagógico que se proponían la enseñanza y promoción de los saberes que se consideraban más propiamente humanos: las lenguas y literaturas antiguas, la filosofía, la historia, etc.

Multiculturalismo

Escrito por Jaime Siles, Catedrático de Filología Clásica.- GEA Valencia. Publicado en Laicismo-laicidad.

Resumen de la conferencia pronunciada por el Dr. Siles en el transcurso de la Tertulia LX de GEA Valencia.
La democracia se siente agobiada cuando tiene que dar soluciones a problemas multiculturales. La democracia también aprende a vivir y no debe errar cuando va cubriendo los vacíos legales, las lagunas verbales. Las ideas, las buenas, las que descansan en los derechos humanos y se esfuerzan en prolongarlos y depositarlos en la ciudad, precisan de una ley que se sienta al servicio del ciudadano.

La tolerancia

Escrito por José Antonio Ibáñez Martín. Publicado en Laicismo-laicidad.

Conferencia pronunciada en las VIII JORNADAS de AGEA. Esta conferencia y el coloquio que la siguió, fue publicada en su momento en el Boletín de AGEA, pero acontecimientos recientes han recordado su permanente actualidad, por lo que se reproducen nuevamente aquí.

El laicismo que viene

Escrito por Fernando Sebastián Aguilar, Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela. Publicado en Laicismo-laicidad.

El señor presidente del Gobierno nos anuncia leyes «progresistas, laicas y modernas». ¿Qué son leyes progresistas? Y ¿cuáles son las verdaderamente modernas? Esto de ser más o menos moderno es muy relativo y no da garantías de nada. Tan moderna es la bomba atómica como la Sociedad de Naciones. Parece más bien que lo que nos interesaría a los españoles es que el gobierno promoviera leyes inteligentes, prácticas, justas, capaces de favorecer verdaderamente el bien auténtico y general de los españoles. En principio, todas las leyes que salen del Parlamento son leyes laicas, es decir, promulgadas por una autoridad civil, no sagrada, sin ninguna pretensión trascendente. El Parlamento no es el Sinaí, afortunadamente. Leyes laicas son también las que proceden de una mentalidad laica, o más bien laicista

Recomendamos

Noticias de ageanet

Escriba su correo electrónico