Sociedad

El inversor católico en los Estados Unidos

Escrito por Juan Manuel Maza - [email protected] Publicado en Historia-Cultura-Noticias-Entrevistas.

Los católicos de EEUU, individuos o más aún las instituciones, buscan invertir en fondos éticos. El éxito de las inversiones éticas (de responsabilidad social) es un hecho real en Estados Unidos que se extiende por todo el mundo con cada día más fuerza. Ha surgido por ejemplo un índice FTSE en Londres que mide las inversiones éticas de compañías europeas.
Los fondos especializados en este forma de invertir aparecen, la demanda también y las compañías de fondos buscan entre sus productos inversiones que se adapten a esta filosofía muchas veces difícil de definir porque la moralidad es una realidad subjetiva a grupos, personas e inversores.

En Estados Unidos hay aproximadamente 60 millones de católicos. El católico, durante principios del siglo pasado, llegó a Estados Unidos como emigrante trabajando en labores duras, mal pagadas y fue una clase social de poco nivel. Aquellos emigrantes italianos, irlandeses etc fueron haciéndose un hueco en la sociedad. Hoy forman parte de una clase media-alta con una buena capacidad financiera. Este católico hoy es ahorrador y buen planificador financiero. La emigración latinoamericana reciente ha incrementado el número de católicos en este país.

Las grandes casas de inversión se han dado cuenta del potencial enorme que esto tiene. El católico en este país es fiel a sus principios, exige colegios adecuados para sus hijos y a la hora de invertir desea poner su dinero donde sus principios están. Consecuencia: una enorme expansión en fondos católicos.

Hace un tiempo salieron al mercado los fondos de una de las compañías líderes de esta inversión, Carlisle Social Investments. Son dos fondos indexados que siguen fielmente las directrices de la Conferencia Nacional de Obispos católicos en un documento constituido en el año 1991. El presidente de esta compañía, Jeffrey Petersen, confirma la expansión desde Wall Street de estos fondos éticos adaptados a los principios y creeencias de sus accionistas.

Estos dos fondos son el Carlisle Catholic USA Market Index, que incluye compañías pertenecientes a los índices Russell 3000 y S&P 1500 y el Carlisle Catholic Small Cap que incluye compañías listadas en los índices Russell 2000 y S&P 600.

Los filtros del análisis de las compañías incluyen conceptos morales que excluyen el aborto, el control de natalidad, el tabaco, el alcohol y la pornografía fundamentalmente. También examinan derechos humanos, derechos laborales, protección del medio ambiente, la no violencia y las inversiones en comunidades pobres. Carlisle contrató como asesor ético al Padre Seamus P. Finn, de los Oblatos de María Inmaculada, y a la compañia Kinder, Lydenberg, Domini & Company (KLD) empresa líder en inversiones éticas de responsabilidad social que crea sus propios índices y filtros.

Estos fondos son de difícil acceso al inversor medio. La cantidad mínima de inversión para el primer fondo es de un millón de dólares y para el segundo de cinco millones. Están obviamente orientados para instituciones e inversores de alto poder adquisitivo (high net worth clients).

También está en el mercado la compañía Schwartz Investments Counsel Inc. con el fondo católico Ave Maria Catholic Values Funds. Este fondo trata de eliminar el concepto de esta filosofía de inversión que pone en un segundo plano el rendimiento y en primer lugar los principios. Son agresivos y buscan el beneficio de las inversiones en la misma medida que ser fieles a los principios. En este caso la cantidad mínima de inversion es de sólo mil dólares.

Asimismo de Baltimore han nacido 4 fondos de la compañía Ark Funds que siguen los mismos principios antes indicados añadiendo los filtros de compañías que se dediquen al juego (gambling) y a la energía nuclear.

Antes de estos fondos ya existía la compañía Aquinas, que lleva muchos años trabajando con inversores católicos a traves de sus fondos de buenos resultados dadas las condiciones del mercado. Ofrece cuatro fondos: Equity Income Fund, Balance Fund, Fixed Income y el de mayor éxito Equity Growth Fund. Este último ha recibido todo tipo de premios de la compañía Morningstar y la revista Mutual Funds con un rendimiento en los ultimos 5 años promedio de un 23.97% demostrando que no es necesario abandonar los principios para recibir una buena recompensa en las inversiones.

Será interesante ver el rendimiento y funcionamiento de estas inversiones en los próximos años. Los fondos éticos han estado siempre unidos a compañías tecnológicas en gran medida y los nuevos diversificarán más después del caos de este sector en los últimos años. Las inversiones en otros terrenos serán analizadas con lupa por los analistas de Wall Street. Un éxito en comparación con la inversión tradicional podrá atraer a este sector en plena expansión actual nuevos fondos y mas crecimiento.

 

 

Recomendamos

Noticias de ageanet

Escriba su correo electrónico