Sociedad

El juego social

Escrito por ASMODA. Publicado en Historia-Cultura-Noticias-Entrevistas.

La moda entra en el capítulo de lo intrascendente  y necesario para la vida. Es un juego de adultos  que no puede quedarse en lo anecdótico. Siempre, junto a las posibilidades de juego que ofrece el vestido, la moda es un reflejo de la mentalidad, un fenómeno cultural vinculado a grandes estructuras económicas

Al vestido se le reconoce una doble funcionalidad exigida por la vanidad individual y el sentido de la intimidad. Es evidente que los simples condicionamientos climatológicos  no tienen  peso suficiente  como para explicar la costumbre universal de cubrir el cuerpo.

 

El vestido es una proyección externa de la personalidad de cada uno, un modo de presentarse a los demás , un género específico de expresión y de lenguaje. El atuendo personal  refleja un determinado modo de ser, expresa las propias preferencias, el sentido estético, las cualidades y hasta las posibilidades personales  y la imagen que uno quiere ofrecer de si mismo. Dice no sólo lo que uno es, sino lo que quisiera ser o parecer. Exterioriza la personalidad del mismo modo que  puede hacerlo un gesto

 

La ropa, tan a menudo un disfraz encargado de disimular quien sabe cuantos defectos, inseguridades  y complejos, es un signo externo de funciones y status reales, y cumple así un eficacísimo papel dada la condición humana. “Así te veo, así te trato” dice el lenguaje popular. Quien no atiende a la propia  dignidad personal,  de una profesión  o de un cargo,  y se presenta ante los demás  con un atuendo ajeno a cualquier consideración ética, estética o social corre el peligroso riesgo de ser tenido por lo que no es ni parece. Casi todos los individuos tienen en cuenta estos conceptos a la hora de vestirse, y quienes no se avienen a guardar tales requisitos merecen el calificativo de “antisociales”.

 

Son sintomáticos los slogans lanzados por los publicistas animando a los consumidores  a adquirir largas listas de productos  y prendas para “estar al día”, para triunfar en la vida o ser unos ejecutivos importantes, aunque sea sólo a través de unos discretos calcetines. La ropa ha sido siempre  algo más que una mera protección térmica. El modo de vestir es una condición indispensable para  intervenir en el juego social.

 

ASMODA

 

Recomendamos

Noticias de ageanet

Escriba su correo electrónico