Sociedad

Moda y publicidad frente a frente

Escrito por Josefina Figueras - asmoda.com. Publicado en Historia-Cultura-Noticias-Entrevistas.

En estas últimas semanas hemos asistido a un revuelo mediático con campañas publicitarias como música de fondo. La polémica tenía como protagonistas a algunos  originales de publicidad que, según opiniones autorizadas, traspasan el límite de lo ético y del buen gusto.

 

El problema no es nuevo. En años anteriores habían provocado ya muchas críticas  las agresivas campañas  de la firma Benetton que, con disculpas de “tipo social” alegando que  algunas iban dirigidas a temas tan humanitarios como  el sida o los conflictos raciales, se permitían  la publicación de anuncios que herían las creencias o la sensibilidad de muchas personas. 

 

El punto álgido de la polémica lo han protagonizado los anuncios de Dolce y Gabana considerados como incitadores de la violencia hacia la mujer  y retirados primero en España y después a nivel internacional. También un anuncio de Armani Junior ha sido criticado desde algunos ámbitos, como por ejemplo, el defensor del menor en Madrid .Toda la  “contestación”  y rechazo que algunos anuncios han provocado son una prueba de que hay una saludable reacción social ante los abusos publicitarios y ante la utilización de la violencia o el sexo de forma indiscriminada y burda con un único y exclusivo objetivo: “vender”. Recientemente Modesto Lomba,   Presidente de la Asociación  de Creadores de la moda de España, decía en uno de los párrafos de un artículo publicado en ABC: “Siempre he estado en contra de la publicidad engañosa, de mal gusto o escandalosa y, por supuesto, en contra de toda publicidad que, aun viniendo amparada por la verdad y el buen gusto, utilizase para sus propósitos comerciales una referencia directa o indirecta al sexo como reclamo ajeno al objeto del anuncio”.

 

Para los que creen que los anuncios de la firma italiana han tenido solamente una  protesta desmesurada en España, resulta muy significativa la reacción de los lectores de la prestigiosa revista W a un dossier con fotos de Dolce y Gabana publicado en el mes de febrero. La revista ha tenido al menos la honradez de publicar en su edición de marzo una serie de cartas de sus lectoras con una oposición frontal al contenido del dossier. En ellas algunas se preguntan como era posible que una revista de tanta calidad, que caía en manos de gente joven, publicase tanta basura, y una lectora decía incluso que había tenido buen cuidado en tirar la revista antes de que esta “pornografía barata” cayera en manos de su hija de 15 años...

 

Las reacciones a los anuncios publicitarios inconvenientes relacionados preferentemente con la moda  proliferan en todas partes. Un informe publicado  el 19 de febrero de este año por la Asociación Psicológica Americana a raíz de un examen sobre las campañas de promoción y anuncios de productos de moda  dirigidos a las chicas, alerta sobre una sexualización malsana “Tenemos una extensa serie de evidencias para concluir que la sexualización tiene efectos negativos en distintos campos, que influyen en el funcionamiento cognitivo, la salud física y mental y el desarrollo sexual sano” afirma la doctora Eileen Zurbriggen, directora del equipo de trabajo  y profesora de psicología  en la Universidad de California , Santa Cruz, en una nota de prensa que acompaña el informe.

 

Las declaraciones de expertos, las cartas de los lectores  dando su opinión opuesta a estos abusos, son una manifestación eficaz y positiva que puede ayudar mucho para conseguir un ambiente más limpio y una publicidad menos destructiva. Además existe otra forma muy sencilla y al alcance de todos. Es la misma que se aconseja contra los programas basura de televisión: “cambie de canal y prescinda de este  programa” que, llevado a los anuncios sobre moda se traduce en: “cambie de marca y prescinda de este producto”.    

 

Josefina Figueras, www.asmoda.com

Recomendamos

Noticias de ageanet

Escriba su correo electrónico